lunes, 12 de mayo de 2014

Comienzo de la vejez



Los cantos ensordecen el alma del espejo. Prisionero del pasado, de caras y gestos.
No parpadees en el reflejo. Hay que atreverse a ver lo que los ojos no muestran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada