lunes, 3 de marzo de 2014

Un café



Un café…
Su aroma me envuelve
protege
en esta tarde contagiosa

Penetra como remolino
por la nariz
cubriendo rápidamente
los rincones vacíos y solitarios
de mi cuerpo,
frágil
que  a la espera de un huracán está
para que lo transporte.

Su aroma
nubla mi mente.

…y siento cömo
abraza y se funde
en mi piel
en mis poros
su color negro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada