miércoles, 5 de diciembre de 2012

II amor


Yo te escucho  en eco
esos días que mi pensamiento
te aprisiona en mi cuerpo.
Es un remolino
que marea mi mente
y la tristeza se hace lágrima
se hace eterna
ante el deseo trunco de tu amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada