jueves, 2 de agosto de 2012

TRISTEZA


Condimento infaltable
para la inspiración del poeta.
Te fundes en la pluma.
Acaparas las hojas blancas.
las tiñes de tristeza.
Perfume envolvente
acaricias burlonamente mi alma.
Te dejo entrar en mi guarida y…
entretejo versos de lamentos
con aires de nostalgia.
Cierta melancolía me apodera
trasmutas en las palabras
te conviertes en vida a los ojos del poeta.

Tristeza, estas hojas te reclaman
traspasa los muros,
las armaduras que formo día a día
sin embargo como huracán no perdonas,
con aire avasallante penetras
y me quedo en mi nido
acurrucada, arrullándome,
replegada en tu regazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada