lunes, 19 de diciembre de 2011

UN INSTANTE



Solo fue ayer
cuando el viento cierzo
golpeó mi cara,
mi futuro alzo quedo derruido,
mi ser entero
un mar de lagrimas,
mi mente
raida, desasida por el tiempo.

¡Pero si solo fue ayer!...
cuando el viento cierzo
golpeo mi cara
en ese instante fulmíneo
mi vida se convirtió en oprobio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada