viernes, 4 de noviembre de 2011

La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada